Esta es mi pequeña historia de como me convertí en fotógrafo y empecé a vivir de mi pasión

001-2

Si hay algo que tengo claro, es que nadie me ha regalado nada, no vengo de una familia de fotógrafos de los que pude aprender, todo fue un cúmulo de circunstancias que me han llevado a donde estoy ahora.

Empecé en la fotografía con una mano delante y otra detrás. Me di de alta como autónomo sin nada, con un gasto extra de una subvención de la junta que debía asumir y si no cumplía con los plazos debería devolver, devolver un dinero que me había gastado y ya no podría recuperar.

Sin tener ni una boda contratada rechacé mi primera boda porque intentaron rebajarme el precio. Si algo tenía claro, es que quería hacer un trabajo de calidad y eso tenía un precio. Me mantuve firme en esa postura que casi me cuesta terminar con mi sueño antes de empezar.

Mi primer año fue negativo, tuve que hablar con mi padre casi entre lágrimas y decirle que no sabía si podría pagar mi siguiente cuota de autónomo, no tenía dinero para ello y tenía todo un equipo comprado que debería vender para intentar devolver parte de esa ayuda.

Por suerte, casualidades de la vida, contraté un reportaje ese mismo mes, con el que pude pagar esa cuota y seguir un mes más y no tener que pedir ese dinero. Después salió otro y pude volver a pagar el mes. Al menos me daba para pagar los impuestos, porque no me daba para más.

Después de seguir luchando otro año, pude ver algo de claridad muy por encima mía, por “suerte” estaba tan enterrado que no podía hundirme más, eso al menos me recordaba cada mes que nada podía ir a peor.

Pasaron varios años, el boca a boca, internet, y mi trabajo empezó a dar sus frutos. La gente se empezó a interesar por mis reportajes, espabilé y empecé a aplicar todo lo aprendido. Dejé de recibir hostias a cambio de alguna que otra felicitación.

La fotografía, hacer lo que me gusta me ha demostrado que hay que luchar por lo que uno quiere, que se puede llegar a vivir con un trabajo que te apasiona y te llena por completo. Pero también me ha demostrado que la vida no es un cuento de príncipes y princesas, pues también pudo haber salido mal y no haber llegado nunca a cumplir ni siquiera el inicio de mi propio cuento.

Hoy día tampoco sé hasta cuando durará este sueño, quién sabe, la vida da taaaantas vueltas. Pero tampoco voy a ser melodramático, por suerte, por azares del destino, también quizás por el duro trabajo y un poco del resto, pude empezar a vivir de la fotografía hace ya unos cuantos años.

La fotografía no te hace rico, sólo unos pocos privilegiados en el mundo podrán, pero el resto de mortales tenemos suficiente con ser felices con lo que hacemos y contagiar esa felicidad al resto.

Hay que disfrutar el presente, no pensar en el pasado y pensar sólo un poco en el futuro. Disfruta de lo que haces, porque quizás algún día lo recuerdes con anhelo o quizás algún día, simplemente mires atrás y todo haya parecido un sueño.

Yo mientras tanto seguiré viviendo el mío y sabiendo que cuando mire atrás, me sentiré super orgulloso de todo lo que hice, porque al menos lo intenté.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Publicidad contraproducente

En internet todos nuestros datos están recogidos por las grandes compañías como Google, las cuales tienen información nuestra de todo tipo, tanto la que damos, como la que pensamos que no damos. Así como por empresas que compran y venden esa información.

Con esto se consigue en muchos casos, enviar anuncios personalizados para cada persona, según sus gustos, lo último visitado en internet y un largo etcétera.

El problema está, cuando usan esos datos no para darte información, sino para dar información a una tercera persona que se va a poner en contacto con nosotros.

El WTF del día, es el anuncio en el gmail de mi amigo Sitin, el cual me iba a enviar un email. Google por algún lado tiene constancia de que yo soy fotógrafo de bodas y dado que tengo mi perfil conectado con ellos, no se le ocurre otra cosa al detectar mi perfil, que ponerle a mi amigo un anuncio de fotógrafos de bodas. Con lo cual, está usando mi información para meter anuncios de la competencia y por lo tanto, perjudicarme.

Os imagináis que cada vez que algún potencial cliente nos escribe un email y antes de enviarlo le aparecen anuncios de fotógrafos de bodas en el propio email, algunos ofertando precios imposibles (como el de este caso, que he borrado por faltar al respeto a la profesión con esos precios). Son anuncios y una situación que nunca imaginé que pudiera ocurrir. Me parece preocupante como pueden usar nuestra información en este caso que lo he visto, no me quiero imaginar lo que no veo.

Es posible, que el motivo sea otro del aquí expuesto, pero de lo que no hay duda, es que han metido un anuncio con relación a mi perfil, pero del cual se está aprovechando una cuarta persona que está pagando por esa publicidad, aunque no sepa donde aparezca.

La captura de pantalla que me pasó después de ver ese anuncio:

image copia1

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,