Digitaliza tus negativos con el móvil – video

La empresa curiosite me ha enviado un producto muy curioso y que levantó mi interés, el Lomography Smartphone film Scanner. Como su nombre indica, un escáner de película para el móvil.

A continuación he preparado un video en el que enseño y explico como funciona el aparato.

También os comento que sortearé la próxima semana uno como el del video para todos los lectores del blog.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Test Fujifilm X-pro1 en kickboxing

Hace un par de semanas que tengo la genial Fujifilm X-pro1 que muy amablemente me ha cedido Fujifilm para probar. Una cámara al “estilo clásico”, que podría confundirse perfectamente con una telemétrica.

Me llegó con los 3 objetivos fujinon de que disponen actualmente en el mercado para dicha cámara, el 18 f2, 35 f1.4 y 60 f2,4.

La cámara la estoy probando detenidamente en casi todo tipo de fotografías, callejera, de paisaje, de manera turística, en deportes, en malas condiciones de luz… etc, estoy haciendo de todo un poco y por ello ésta será una de las varias entradas que escriba sobre esta cámara, para que los que estéis interesados en su compra tengáis la mayor cantidad de detalles posibles.

Como siempre digo, mis pruebas y análisis no se basan en datos técnicos, para eso tenéis la web del fabricante. Mis pruebas se basan en su uso, el uso que cualquier persona tanto profesional como aficionado le daría a esta cámara en diferentes condiciones. Hablaré sobre mis sensaciones en campo, sus aspectos positivos y sus aspectos negativos.

Bueno, dejémonos de tanto rollo y vayamos a la faena:

Como algunos sabréis, llevo practicando kickboxing desde hace ya unos cuantos años y ayer que tenía entrenamiento, se me ocurrió que sería un lugar perfecto para probar la cámara en una de las peores situaciones que te puedes encontrar para fotografiar.

Se trata de una sala no muy grande, de noche, con una luz muy pobre y con competidores que realizan movimientos muy rápidos e impredecibles ¿Se podía poner peor la cosa? Si, la prueba la realicé sin el uso de flash.

Preparo el Fujinon 35mm 1.4 para absorver la mayor cantidad de luz posible con esa gran apertura, aunque me la estoy jugando con la profundidad de campo, pero no queda otra, necesito bastante velocidad de obturación. Tiro de ISO 2000, ISO 3200 y ajusto una velocidad entre 120 y 200 para congelar el movimiento y en algunas ocasiones dejar una pequeña estela del movimiento.

El sensor APS-C de 16 mpx es fantástico en combinación con la lente 35mm f1.4, una calidad de imagen muy buena, muy nítida y con unos resultados a ISOs elevados que ya quisiera mi Canon 5D mk2. Siento que el ISO de mi Canon se ha quedado desfasado.

Los ajustes en este tipo de fotografía se deben hacer manualmente, medición de luz correcta, apertura adecuada, ISO adecuado y después con una mínimos ajustes en lightroom todo quedará perfecto.

Curiosamente con este modelo estoy más cómodo trabajando a través de la pantalla digital que a través del visor electrónico u óptico. Al menos para este tipo de fotografía, trabajé más rápido disparando a través de la pantalla.

Ahora llega una de las peores pruebas y más dura, el uso del AF. Poca luz, movimientos rápidos, el AF se volvía loco, conseguí capturar algunas fotos aún en condiciones tan extremas, con apertura de f1.4 y sin apenas luz. Pero está claro que sería exagerado hablar de un mal AF en esta ocasión, de ello ya hablaremos en las siguientes entradas que quedan por venir.

En esta situación lo mejor es tirar de enfoque manual, calcular una distancia de enfoque y jugar en esa distancia. De este modo los resultados fueron satisfactorios.

Pero, uno de los problemas surgieron a la hora de realizar muchas fotos seguidas. Estamos hablando de combates, no puedes permitirte un segundo para respirar, hay que estar constantemente metido en la escena y fotografiar en cada milésima que te encuentras en una buena posición. Aquí la cámara se atragantó en el momento que tiraba más de 8 ó 9 fotos seguidas y ahí ya le costaba recargar el buffer, necesitando demasiado tiempo para volver a liberarse de la carga. Estamos hablando que usé una SD Sandisk Extreme Pro de 16GB, de lo mejorcito y más rápido que hay en el mercado, por lo que el problema no era de la tarjeta.

Por lo tanto, la cámara se comportó bien en malas condiciones de luz y en un deporte muy complicado de fotografiar, pero no la vi preparada para disparar grandes cantidades de fotos en poco tiempo.

En la edición de los RAW permite una gran variación en los ajustes, 2EV sin el más mínimo problema, y buena recuperación de altas luces y sombras.

Para terminar, os muestro algunas de las fotos que realicé, con edición en blanco y negro muy agresivo, que le viene al pelo al tipo de foto que he podido realizar con esta cámara.

En estas semanas, hablaré con más detalle de esta genial cámara.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Captura digital y revelado de RAW por Hugo Rodríguez

Hace apenas un mes que recibí el libro Captura digital y revelado de RAW por medio de Hugo Rodriguez, al cual se lo agradezco muchísimo.

Para empezar, no soy un apasionado de los libros de técnicas fotográficas, que no hacen más que copiarse unos de otros, contando pocas novedades y en la mayoría de los casos, ninguna. Pero siempre hay libros que por una u otra razón me terminan por llamar la atención y me apetece leer.

Si este libro entró entre una de mis preferencias fue por su autor, de sobra conocido en internet y al que he vistiado su web en incontables ocasiones para informarme sobre temas de color, calibración… etc. Si hay algo que tiene Hugo Rodriguez, es que es un investigador nato, le gusta comprobar por si mismo las casusas y efectos, y esto hace que sus artículos sean personales y diferentes al resto (algo que busco siempre en los libros que leo sobre fotografía).

Centrándonos un poco más en su libro, el cual lo conocí a través de internet, me decanté por esta edición por su contenido, como imagino el resto de lectores. Un libro te interesa por lo que en él se cuenta o por lo que pensamos que nos va a contar una vez leído el índice y alguna que otra reseña.

Por otro lado y algo que recuerdo que le interesó a su autor que criticara (y ahora entiendo el porqué) es la maquetación. Algo que quizás a veces queda en segundo plano y no se tiene en cuenta, pero que una vez le echas un vistazo, puedes comprobar la especial dedicación que debe llevar ciertas decesiones.

En este caso en la maquetación se ha preocupado por tener imágenes a un tamaño adecuado para su lectura, sin esos números o imágenes borrosas que en algunos casos pasan desapercibidas. Su autor me dio a entender, que se siente muy satisfecho de haber conseguido que cuando en un tema se señala una imagen en particular, podamos verla directamente en esa página o la siguiente y no estar buscando en los índices o entre las páginas, como pasa en algunos libros, que acabas encontrando la imagen sin acordarte de la referencia.

En cuanto a la estructura del libro, quizás al leer echo en falta algunos grados más de apertura entre páginas. Tapa blanda pero con una delicada y elegante presentación. Creo que la foto elegida (fantástica), así como los colores le dan un aspecto serio y elegante (todo completamente negro, con unas finas líneas de luz).

El tacto de este tipo de páginas siempre me ha producido algo de manía, ya que siento al pasar los dedos o uñas una sensación parecida al rechinar de una tiza en la pizarra. Y por desgracia, es algo que se usa prácticamente en todos los libros que he leído sobre fotografía. No sé quién y porqué se toma esta decisión. Aunque según me comenta su autor, el papel se llama estucado y es el de mayor calidad que podemos encontrar actualmente.

Captura digital y revelado de Raw por Hugo Rodriguez en fotoaprendiz

Como en todos los libros, o al menos que yo conozca, cuenta con solapa, que se usa como marcapáginas.

Dejando a un lado la calidad general de la encuadernación, entraremos en materia y en lo más importante, el contenido.

Comentaba al principio que si me decanto por un libro, es por la temática que se va a tratar. Ésta se basa en aspectos en parte conocidos y otros no tanto dentro del revelado del RAW y la toma de la fotografía, aunque esto último era algo que no me interesaba y al final ha sido más interesante de lo esperado.

El libro comienza con un primer capítulo muy escueto y básico sobre ciertos aspectos a tener en cuenta a la hora de configurar la cámara. Algo que irá “in crescendo” según vayamos avanzando en la lectura y que siempre será complemento del resto. Me resultó bastante básico para lo que ya conocía, aunque siempre con algún concepto interesante que aprender.

El segundo capítulo es bastante grueso en su lectura, aquí se mete de lleno en temas matemáticos y demostraciones sobre la imagen, sensores, el RAW, bits e incluso se atrave a tratar el tema sobre la elección de ordenador ¿Mac ó PC?, interesante ¿Verdad?.

Si bien es cierto que en la lectura del segundo capítulo tuve algún partón, pues llega a ser a veces muy técnico, su lectura cada vez me resultó más interesante, pues son datos y comprobaciones poco habituales de lectura en la mayoría de los medios y que siempre es importante intentar entender. Algo de parte histórica, y muchos conocimientos.

Es curioso como a veces leyendo el libro te encuentras entre unas páginas sencillas y fácilmente asimilables, para cambiar radicalmente a un tecnicismo bastante duro y nada asequible para aficionados a la fotografía con conocimientos muy básicos. Aquí es donde el autor pone de manifiesto su amplico conocimiento en la materia.

Aunque este tema lo aclara el autor desde el principio, no es un libro para adentrarse en la fotografía, sino para sacar más rendimiento a ésta, una vez la conocemos más a fondo. Y no hay dudad, de que en ciertos momentos es así e incluo más técnico de lo que podíamos esperar en un principio.

Para todo aquel que le ineteresen los datos, matemáticas, demostraciones y un poquito de historia, el capítulo 2 es sin duda la parte obligatoria de una relectura. No es asimilable con el primer vistazo. Y de verdad que se agradece que a los fotógrafos nos lo pongan un poquito más difícil  de vez en cuando y salgamos de los datos habituales y simplistas.

Captura digital y revelado de RAW por Hugo Rodriguez en fotoaprendiz

Después de una dura lectura, pasamos a uno de los capítulos estrella y del cual tenía más ganas, el balance de blancos. Un detallado análisis sobre el WB, un concepto realmente importante y que muchas veces no se le presta la suficiente antención. Quizás, después de la lectura del libro de Hugo, cambiarás radicalmente en la forma de usarlo (yo apostaría a que lo harás).

A veces pensamos que un mínimo ajuste o simple cambio, no tendrá suficiente repercusión en nuestro trabajo final, pero sinceramente, quizás necesites leer un libro así para sacarte de dudas y hacerte ver que hasta el más mínimo detalle es importante en la copia final.

El siguiente capítulo no menos interesante (si, el libro según avanza se va volviendo más y más interesante) trata a fondo el histograma, la exposición, medición y otros tanto conceptos directamente relacionados con la luz. Y sin luz no hay fotografía, así que tú sabrás la importancia que le das.

El libro termina con un quinto capítulo que prácticamente equivale a la suma de los otros cuatro (en cuanto a páginas se refiere). Un completo estudio sobre los pasos necesarios para realizar un buen revelado. Explicando detalladamente la función de muchas de las opciones que habitualmente utilizamos, pero que no sabemos que función realizan internamente.

En este último capítulo me ha gustado que tratara el tema de la influencia de los distinto ajustes en la edición. Me estoy refiriendo a lo que muchas veces hemos pensado pero no hemos sabido a ciencia cierta, y es saber si variando ciertos valores del RAW antes o después puede ser determinante a la hora de trabajar. Veremos como hay ciertos ajustes con los que empezar y que son de vital importancia a la hora de revelar correctamente un RAW. Un método de trabajo a lo que él ha bautizado como “criterio de revelado universal”, con el cual evitaremos tener que repetir ciertos ajustes una vez hayamos modificado otros.

En líneas generales y a modo de resumen, un libro bastante técnico, de una lectura bastante dura en ciertos momentos y con conceptos muy interesantes de los que aprender. Un comienzo muy narrativo y explicativo, que termina con ejemplos y pasos detallados sobre el revelado de RAW.

Como en todo libro, siempre habrá apartados que no te expliquen nada nuevo, pero de los cuales siempre sacarás algo más en claro. Y por supuesto, otros apartados en donde tendremos una cura de humiladad y reciclado necesario, fotográficamente hablando.

Su autor trata de enseñarnos a preparar nuestra cámara y conocmientos desde la captura de la imagen hasta el resultado final, el cual guardaremos en formato digital. Con unos conceptos muy interesantes sobre el color y el histograma.

Un libro con el que he aprendido cosas nuevas, he refrescado otras tantas y que estaba seguro que viniendo de Hugo Rodríguez un experto en esta materia no iba a quedar decepcionado.

Casualmente terminé de leerlo justo antes de los regalos de Reyes, no te voy a dar más pistas.

Web del autor: Hugo Rodríguez

Compra: Captura digital y revelado de RAW

Tags: , , , , , , , , , , , ,