Publicidad contraproducente

En internet todos nuestros datos están recogidos por las grandes compañías como Google, las cuales tienen información nuestra de todo tipo, tanto la que damos, como la que pensamos que no damos. Así como por empresas que compran y venden esa información.

Con esto se consigue en muchos casos, enviar anuncios personalizados para cada persona, según sus gustos, lo último visitado en internet y un largo etcétera.

El problema está, cuando usan esos datos no para darte información, sino para dar información a una tercera persona que se va a poner en contacto con nosotros.

El WTF del día, es el anuncio en el gmail de mi amigo Sitin, el cual me iba a enviar un email. Google por algún lado tiene constancia de que yo soy fotógrafo de bodas y dado que tengo mi perfil conectado con ellos, no se le ocurre otra cosa al detectar mi perfil, que ponerle a mi amigo un anuncio de fotógrafos de bodas. Con lo cual, está usando mi información para meter anuncios de la competencia y por lo tanto, perjudicarme.

Os imagináis que cada vez que algún potencial cliente nos escribe un email y antes de enviarlo le aparecen anuncios de fotógrafos de bodas en el propio email, algunos ofertando precios imposibles (como el de este caso, que he borrado por faltar al respeto a la profesión con esos precios). Son anuncios y una situación que nunca imaginé que pudiera ocurrir. Me parece preocupante como pueden usar nuestra información en este caso que lo he visto, no me quiero imaginar lo que no veo.

Es posible, que el motivo sea otro del aquí expuesto, pero de lo que no hay duda, es que han metido un anuncio con relación a mi perfil, pero del cual se está aprovechando una cuarta persona que está pagando por esa publicidad, aunque no sepa donde aparezca.

La captura de pantalla que me pasó después de ver ese anuncio:

image copia1

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

FW800 vs USB 2.0

A la hora de trabajar con fotos y realizar descargas, es muy importante la velocidad de escritura y lectura. Cada día que pasa las tarjetas son más rápidas, pero sobre todo tienen más capacidad.

Yo actualmente trabajo con tarjetas de 64 gigas y 32 gigas que en determinados trabajos se vienen al despacho totalmente llenas y pasarlas al disco duro se puede convertir en eterno. Por lo tanto en ciertos casos, es muy importante trabajar con conexiones y hardware suficientemente rápido como para que el tiempo de espera no sea haga desesperante.

Hay días que llegas de trabajar a las 4 de la mañana y como siempre nada más terminar un trabajo, por seguridad realizo una copia de las tarjetas a mi disco duro principal. En estos casos lo único que quieres es irte a la cama lo antes posible, y por ello suelo trabajar con periféricos que me ofrezcan la mayor rapidez.

Actualmente paso mis fotos con un lector FW800 de Sandisk para tarjetas compact flash al disco duro principal de mi portátil. Después realizo una copia a un disco duro externo USB 2.0 y termino con otra copia en un NAS.

Para que veáis la diferencia de velocidad entre uno y otro sistema, he grabado un video con las distintas velocidades de escritura y lectura de un FW800, USB 2.0 y Sata2 con disco de 7200 rpm. Veréis que el FW800 duplica la velocidad del USB 2.0 y a su vez el disco duro por Sata es algo más rápido que el FW800. A esto habría que añadir y que no grabé en video, que la velocidad arrojada por un lector de tarjetas USB 2.0 era de 18 Mb/s, tres veces más lento aún que un FW800. Por lo que estamos hablando de el triple de tiempo, algo incuestionable a la hora de elegir uno u otro producto.

Hay que tener en cuenta que para ello no debe haber ningún tipo de cuello de botella. Por lo que si nuestro disco duro tiene una velocidad de escritura o lectura menor que el sistema que usemos para realizar las copias, de poco nos va a servir comprar discos FW800, USB 3.0 o thunderbolt.

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,