De que hablo cuando hablo de fotografía

escanear0018

Mi hermana y yo a principio de los 90.

Recuerdo ese libro de Murakami, “de que hablo cuando hablo de correr”, un libro en el que nos hablaba de su pasión por el running. En mi caso sería la pasión por la fotografía, esa pasión que me llevó a trabajar y vivir de ella, y por lo tanto uniendo ambos mundo.

Es curioso, pero con el paso del tiempo la fotografía está tan asentada en mi vida, en mi día a día, que cuesta hacerse a la idea de que realmente está ahí. Siento que cada vez hablo menos de fotografía y realizo menos fotografías, aunque haya terminado el 2013 con más de 100.000 fotografías, cientos de fotos impresas, álbumes y un sin fin de productos y recuerdos que rebosan por los cajones y estanterías de mi casaa.

Es posible que el coloquio general, la cháchara fotográfica, haya pasado a segundo plano y me parezca algo familiar, como si me estuvieran hablando del fabuloso día que hizo ayer, o del paseo que dimos el otro día por el campo. Es algo así como un filtro, donde ciertos tipos de palabras te hacen hablar y responder de una forma autómata, casi sin darte cuenta.

Parece que ya no piensas en fotografía, que cuando miras al mundo ya no haces fotos con la mirada, pero creo que llega un punto en que ya lo haces sin pensar en ello, simplemente no te das cuenta, se ha convertido en tu vida.

Generalmente no hablo de mi trabajo, no hablo de fotografía con la gente, pero sin embargo estoy encantado en responder y ayudar en cuanto me preguntan por cualquier cosa relacionada con ella. Disfruto hablando de fotografía, pero no hablo de fotografía.

Hace unos cuantos años que no cambio de equipo y no tengo interés por actualizarlo. Con el tiempo te das cuenta que con tan sólo mirar por el visor y capturar lo que realmente estás buscando, es más que suficiente. El ruido, un enfoque no del todo acertado, flare, aberraciones cromáticas, son simplemente sumas de factores que hacen de la foto algo más natural, más mundano. La obsesión por la perfección se ha convertido en algo secundario, algo artificial, ahora la búsqueda del momento, tal cual haya sucedido, con sus imperfecciones de la vida, es algo mucho más importante.

Filosofear sobre fotografía, “ay, que cosa tan bonita”. Mirar el pasado, recordar todo aquello que nos rodeó en un momento concreto y recordarte con cámara en mano pensando en que algún día, ese momento que has encerrado en un pequeño trozo de bits o papel, te golpeará con tal fuerza que te hará sacar una sonrisa y alguna lágrima.

El pasado sólo tiene importancia en el futuro, es algo implícito de la fotografía.

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,

Recopilación bodas 2013

Boda Ramón y Naza033

Se terminó un nuevo año fantástico de bodas y ya comenzamos en marzo con el nuevo año 2014.

Los reportajes de bodas tienen algo especial y es que cada uno es totalmente diferente al otro. Nuevas parejas, nuevas localizaciones, nuevas emociones y prácticamente todo dejado al azar y la imaginación. A veces tenemos opción de ver unos días u horas antes la localización e ir con alguna idea, pero el resto surge de la nada y forma esas imágenes tan naturales y diferentes unas de otras.

El 2013 me ha dejado grandes recuerdos y fotografías de las cuales estoy muy orgulloso. Sigo dando un paso más cada año, consiguiendo capturar nuevos sentimientos y transformando localizaciones que a simple vista no tienen nada especial, en algo lleno de significados para las parejas.

Quién me iba a decir a mi que disfrutaría tanto con las bodas. Quizás no todo es el nombre del trabajo que se realice, sino la filosofía con la que uno se lo tome. A veces tenemos un mal concepto del BBC, pero siempre se puede innovar, se pueden hacer trabajos con los que hacer disfrutar a todas las personas e incluso realizar una fotografía artística, dejando fluir la imaginación de cada fotógrafo. Pues cada fotógrafo es diferente, así como sus trabajos.

Los tiempos cambian y las bodas y comuniones ya no son lo que eran hace 30 años. Ni lo son las parejas, ni lo son las celebraciones y por suerte, tampoco lo son los fotógrafos. Todo va a mejor.

A continuación os dejo un enlace a mi web con la primera parte de la recopilación de bodas 2013.

Enlace | Recopilación bodas 2013 Parte I

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Visor electrónico o visor óptico

Boda-Rael-y-Ana-015

Foto de la boda de Rael y Ana.

La última tendencia en cámaras digitales réflex es incorporar un visor electrónico sustituyendo el “viejo” visor óptico.

He probado todo tipo de modelos con visores electrónicos, y la verdad que hay algunos realmente buenos, con una buena resolución e información en tiempo real. Como sabréis, los visores electrónicos pueden variar en tamaño de pulgadas, bits de color… etc. Tienen además la ventaja de que no hay tiempo de retardo entre la toma que se captura y la que se está viendo en ese preciso momento por el visor.

Por otra parte, suelen disponer de dos modos de visión, una en la que vemos realmente la luz que hay en la escena y otra en la que vemos la luz que nos va a quedar realmente según los ajustes que tengamos establecidos. Esto puede ser bueno o malo según el tipo de trabajo que estemos realizando. Si trabajamos en estudio y tenemos activado el segundo modo, no podremos ver absolutamente nada, pues generalmente en estudio trabajamos con muy poca luz, ISO 100 y diafragma muy cerrado, por lo que tendremos que activar el primer modo. Si trabajamos en exteriores con el primer modo, el visor nos mostrará siempre una luz y contraste adecuado según al punto de luz donde estemos enfocando, lo cual puede ser incómodo si estamos apuntado a una zona con mucha luz, pues el resto de la escena aparecerá muy oscuro, perdiendo detalles importantes que pueden ser de nuestro interés.

Los visores electrónicos muestran una gran cantidad de información en pantalla en tiempo real, que puede llegar a ser muy útil, quizás a corto plazo. Y esto lo digo, porque cuando llevas muchas fotos a tus espaldas, la información casi ni se mira, si acaso una vez realizada la fotografía.

El encuadre que vemos por el visor será en la mayoría de los casos el 100%

Este tipo de visores son algo lentos si estamos acostumbrados a la inmediatez de los visores ópticos, pues necesitan unas milésimas de segundo o segundos para arrancar cuando acercas el ojo al visor, ya que la mayoría disponen de sensor de acercamiento.

También evidentemente consumirán mayor cantidad de batería que un visor óptico.

Con estas pocas líneas, creo que son más que evidentes sus ventajas en inconvenientes. Ahora bien, ¿Por qué yo sigo prefiriendo óptico?

Un visor óptico es inmediato, nada más mirar por él, ya estás viendo el encuadre. Veo lo que se ve en ese momento con la luz que hay, me da igual simular el resultado final de la fotografía. El consumo de batería es mínimo en comparación con un electrónico. Me ofrece la información justa y necesaria, pues la verdad, ni siquiera miro la información que me da, ya sé la configuración que quiero incluso antes de realizar la fotografía y una vez realizada, ajusto más o menos el resto de valores si es necesario. Me parecen más nítidos. Su cobertura suele ser del 98% al 100% del encuadre, más que suficiente incluso en los que tienen un poco de “recorte”.

Pero, hay que tener en cuenta que muchos modelos de cámaras por su reducido tamaño y las que no son réflex, están obligadas a llevar visor electrónico a no ser que sean telemétricas. Estoy seguro que aún queda mucho por evolucionar en esta tecnología, pero yo por ahora me quedo con el visor óptico.

A vosotros ¿Cual os gusta más y por qué?

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

2013 mi año de estabilidad

Ser fotógrafo y vivir hoy en día de ello no es fácil, no sé ni siquiera si alguna vez lo fue. Lo que yo sé es que los que empezamos hace relativamente pocos años y sin una familia por detrás de fotógrafos que más o menos te sitúen en tus comienzos, salir adelante es un sin fin de problemas y duro trabajo que puede no dar los resultados en el momento adecuado.

Quizás en ese aspecto me considero afortunado, aparecer de la nada, en plena crisis, sin ningún tipo de trayectoria fotográfica o premios, y conseguir después de unos cuantos años poder vivir de la fotografía, es algo que ni siquiera se me pasaba por la cabeza hace 10 años e incluso menos.

Este año ha sido quizás mi año de estabilidad, de asentamiento, en el que finalmente he ocupado mi lugar y el cual espero se amplíe con los años.

Es curioso como la mente tiene esa facilidad para olvidar y hacer lejano todo aquello que nos atormentó y en algún momento nos agobió hasta tal punto de tener casi que dejarlo todo. Pues la suerte, quizás el duro trabajo, quizás un punto de cada cosa, han hecho que yo siga aquí un año más como fotógrafo, un punto que pudo haber terminado hace ya unos cuantos años, cuando no sabía si podría pagar la siguiente cuota de autónomo.

Al final salimos adelante de una u otra forma, y echamos la vista atrás y lo único que vemos es orgullo, un orgullo tan grande y fuerte que te hace sentir bien, te hace sentir grande, con ganas de comerte el mundo. Pues cuanto más duras hayan sido las adversidades, más jodido te lo hayan puesto, cuantas más cicatrices, mejor preparado y poderoso te sientes.

Un año que no ha tenido altibajos, en el que he disfrutado, he trabajado duro y en el cual también he tenido recaídas por agotamiento mental. No es fácil ser autónomo, trabajar de lunes a domingo, no tener vacaciones, eso a veces llega a cansar incluso cuando eres tan afortunado de trabajar en lo que te gusta. Pero que os voy a contar, el día a día de cualquier persona. Todos tenemos problemas, lo importante es seguir superándolos día a día, porque de eso trata la vida.

Los sueños están para realizarlos o al menos intentarlo.

Por otro lado, habréis notado una menor actividad en el blog, cada vez menos tiempo y menos ideas para compartir. La red está tan abarrotada que a veces cuesta escribir una entrada sin haber leído 20 iguales la semana anterior. Siempre me ha gustado mantener un blog personal y ajeno a lo que se escriba en la red, quizás por eso y otros motivos no estoy manteniendo el ritmo de publicaciones que me gustaría.

También estoy colaborando cada vez con más empresas y marcas de fotografía, para compartir directamente mis impresiones sobre cada producto que pruebo. Nada de leer algo y luego comentarlo, quiero probarlo, tocarlo y escribir un artículo que os haga ver el producto de la manera más real posible, sin publicidad o intereses de por medio. Espero que os estén gustando. Cualquier sugerencia también es bienvenida.

Y para terminar y sin duda alguna lo más importante del año 2013, fue la decisión de Susana y mía de dar el siguiente paso después de muchísimos años de relación, y ser papás. El 4 de marzo está previsto que nazca mi hija Emma, todavía se me pone la piel de gallina al escribir hija o pensar que voy a ser padre. Ni todo el trabajo del mundo, ni nada ha sido capaz de empañar ni un poquito este acontecimiento. Está siendo algo maravilloso y que espero compartir bien prontito con todos vosotros, porque como bien os podéis hacer a la idea, mi pequeña Emma va a tener fotos a diario y por supuesto, os la presentaré lo antes posible en este blog :)

¿Qué puedo ahora escribir después de esto?

Pues que para terminar iba a publicar varias fotos en esta entrada, pero son tantas las que me gustan, que más adelante haré una selección y publicaré una entrada sólo de fotos.

Espero que tengáis todos un año 2014 fantástico, que intentéis cumplir vuestros sueños y que por supuesto, recuperemos la confianza y nuestra vida, aún con todas las adversidades que estamos pasando.

Os deseo lo mejor. Gracias por seguir ahí.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

No te obsesiones con la palabra réflex

fujifilm-xe-1-camara-sin-espejo-con-sensor-apsc-16-mp-x-tran_MLA-O-4350409722_052013

La gente se sorprende cuando decimos, que actualmente las cámaras compactas de sensor APS y FF, tienen la misma o mayor calidad que muchas réflex de iniciación, e incluso de nivel medio y profesional. La diferencia entre este tipo de compactas y las réflex, es simplemente el espejo, el cual es el que envía la imagen del objetivo al visor. Las nuevas cámaras compactas de sensores “grandes”, tienen las mismas prestaciones que las reflex, pero sin espejo, de ahí que en un principio se las llamara “las sin espejo”, que es lo mismo que decir “cámaras de sensor APS o FF, en un tamaño compacto”.

Para los que empiecen en este mundillo y puedan comprenderlo de manera más fácil, hoy en día, el tamaño ya no es el indicador de una mejor o peor cámara, las cosas han cambiado en estos tiempos, y tenemos cámaras de tamaño compacto, con las prestaciones de las réflex. Quizás el problema es que la gente interpreta réflex como el top en el segmento fotográfico, pero como he explicado al principio, su nombre viene del mecanismo del espejo, y no de que sean mejores o peores, simplemente indican un tipo de sistema.

Seguramente, hace 10 años, era normal entenderlo de esa forma, pues la fotografía digital estaba empezando como quien dice, y era impensable hablar de una cámara que no fuera réflex, que tuviera las mismas prestaciones que ésta. De ahí, que al final se haya asociando este nombre, al último escalón o al único escalón que tenemos que acceder, para tener una mejor cámara. Creo que el tiempo ha cambiado este concepto, lo que pasa es que ahora necesitaremos más tiempo para entenderlo.

El problema siempre ha sido meter un sensor de gran tamaño en un cuerpo pequeño, consiguieron meter más megapixel en tamaños de sensor mas pequeño, pero esa no era la solución, porque a mayor número de megapixel, menor tamaño del fotocaptor, por lo tanto tenemos una peor señal luminosa y una mayor cantidad de ruido, que al final influye directamente en la imagen, su nitidez, colores… etc. La solución era meter el mismo tamaño de sensor en un cuerpo compacto, tan compacto, que sería del mismo tamaño que una cámara de bolsillo.

SonyRX1_1

Este paso ya se ha dado, con cámaras como la Sony RX1 con sensor de fotograma completo, y con otros modelos como las Nex, con sensor APS. Son cámaras de tamaño compacto, de objetivos intercambiables como en el caso de las Nex, y que la única diferencia que tienen con respecto a las réflex, es que no llevan espejo y son mucho más pequeñas. Al no llevar espejo, no disponen de visor óptico, por lo que el visor suele ser electrónico o simplemente se trabaja a través de la pantalla.

Muchos preguntaréis, ¿A qué viene todo este rollo? Pues nada más y nada menos, que quiero convencer a muchas personas, que se meten en enredos de réflex, que hay otro tipo de cámaras muy cómodas de llevar, con las mismas prestaciones, que no son un incordio para el día a día, con las que se puede ir de viaje sin que se te caiga el cuello, y no es necesario llevar una mochila con 5 kilos entre objetivos y demás enredos.

Quiero que los que están empezando en esto, sepan que las réflex no son el único paso para los que disfrutan con la fotografía, que para disfrutar de la fotografía no es necesario partirse el cuello, o llevar entre las manos un objetivo de medio metro. Las apariencias engañan, hoy en día más que nunca.

Si yo hubiera empezado en la fotografía en estos tiempos, y no tuviera como intención ser fotógrafo, estoy seguro que me hubiera comprado una cámara compacta de sensor APS, algunos objetivos y hubiera disfrutado igual o más que hace 10 años.

No te obsesiones con los nombres, no te obsesiones con los tamaños, las cámaras ya no son lo que eran.

Y si después de leer esta entrada, te entran ganas de conocer un poco más este tipo de cámaras, debes saber que las tienes de todas las marcas y prestaciones, tanto en Canon, Nikon, Sony, Samsung, Fujifilm, Panasonic… etc. Sólo debes buscar en google por ejemplo “Sony sin espejo”, “Canon sin espejo”, y aparecerán sus últimos modelos.

Y si tienes cualquier duda, aquí estoy para echarte una mano.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Trabajar en el centro de Madrid

Si hace unos días os hablaba de lo que me gusta callejear por Madrid y retratar su ambiente, ni que decir tiene que me vuelve loco trabajar por el centro de Madrid, como en el caso de un reportaje familiar o una preboda.

Caminar por el centro, entre sus gentes, correr, tirarme al suelo… disfrutar trabajando y pasar las horas sin enterarme.

Hace unos meses realicé la preboda de José e Isabel, nos reímos y disfrutamos de lo lindo paseando por Gran Vía y por todo el centro de Madrid.

Creo que una imagen vale más que mil palabras, por lo que os dejo parte del resultado. Risas, miradas, y sobre todo, naturalidad.

Para las fotos trabajé con la Canon EOS 5D mk2 y el Canon 50 1.4, y a veces alternaba con el Canon 24-70 f2.8

Si queréis ver más fotos del reportaje, echad un vistazo en este enlace.

Preboda-Isabel-y-Jose_4683

Preboda-Isabel-y-Jose_4715

Preboda-Isabel-y-Jose_4778

Preboda-Isabel-y-Jose_4938

Preboda-Isabel-y-Jose_5082

Preboda-Isabel-y-Jose_5159

Preboda-Isabel-y-Jose_5390

Preboda-Isabel-y-Jose_5600

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La naturalidad no se consigue en una foto

Preboda Isabel y Jose_4778

Siempre en los cursos que imparto, cuando hablo con amigos de la fotografía, repito la frase “la naturalidad no se consigue en una foto”.

Cuando realizamos un reportaje de pareja, cuando trabajamos con persona, no debemos tratar de conseguir una fotografía natural a base de poses. Con esto me refiero a que si, al principio hay que dar unas mínimas indicaciones, pero más allá de eso, hay que dejar a las personas libres, que no se sientan dirigidas, que no se sientan encerradas en 2 metros cuadrados. Para ello, nada mejor que estar de broma, aprovechar esos nervios iniciales para decir cualquier cosa y retratar esa sonrisa tan tímida que va a aparecer a los pocos segundos.

Dialoga, habla, hazlos andar, sonreir, saltar, mirarte, no a la cámara que hay delante de ti, mirar a tu persona. Buscar una relación persona-persona y no persona-fotógrafo ó cliente-fotógrafo. Explica tu forma de trabajo, lo que quieres conseguir, sin diálogo no hay naturalidad y no hay foto.

Después de estos primeros y esenciales pasos, dispara fotos, no pares, una expresión corporal, una expresión natural, que surge en cualquier momento, no se consigue en una foto. Tampoco va a aparecer porque hagamos 10 fotos por segundo, pero si todos los pasos los hemos realizado bien, si estamos en el lugar adecuado, hemos encontrado el encuadre adecuado, predecimos parte de la reacción que van a tener, conseguiremos esa foto buscada.

Hay una diferencia muy grande entre los que han trabajado con carrete y se pasan al digital, y los que vienen directamente del digital. Los primeros buscan en exceso que esté todo bien preparado antes de tirar la foto, lo segundos son un poco más “cabras locas”. El conjunto de los dos, es para mi la combinación perfecta. Preparar una escena mentalmente, unas mínimas indicaciones y dejar actuar a las personas, a partir de ahí hay que tener el dedo ágil y tirar fotos. En una foto te pueden salir con los ojos cerrados, en la segunda la posición del cuerpo no es la correcta… por eso, TIRA FOTOS NO TENGAS MIEDO.

Prefiero llegar a casa con 1000 fotos y poder elegir entre las que realmente saqué el movimiento y la expresión correcta, a tirarme de los pelos por haber sido excesivamente comedido. La naturalidad no aparece de la colocación y de tirar una foto. La naturalidad aparece dentro de un número de fotos que se han realizado de una manera similar. No busques milagros.

Tirar pocas fotos no te hace mejor fotógrafo. Conseguir la foto que buscabas por el medio que sea, si.

Tags: , , , , , , , , , , , , ,