Jugando con la luz y con mi hija de 20 meses

Cuando no es trabajo aprovecho para probar algunas cosas, como las fotos que realicé esta semana a mi hija Emma.

Como es de suponer, con una pequeñaja de 20 meses no te la juegas con la luz y con esto me refiero, a que no usas una ventana estrecha y además con panel de abeja, limitando mucho el ángulo de iluminación y por lo tanto con muchas probabilidades de que en la mayoría de las fotos se salga fuera de su zona.

Yo como ya muchos me conocéis no soy de hacer fotos de estudio, pero como esta vez la situación me pilló así, decidí probar con una iluminación muy cerrada y a ver que salía. Evidentemente necesitas más tiempo, te desesperas, tienes que estar haciendo todo tipo de chorradas para llamar su atención y un largo etcétera. La fotografía en peques de estas edades es de las más complicadas y más aún cuando es tu hija y tiene la confianza para salir corriendo por todos lados.

No estuvimos mucho tiempo y la verdad, que salieron más fotos de las que pensaba, además como son unas fotografías atípicas y con una iluminación muy cerrada, salían a veces resultados muy interesantes. Por supuesto, no son fotos que te la juegues con clientes, porque creo que no son para todos los gustos, aunque a todo el mundo le guste verlas.

La edición es blanco y negro, en algunos casos muy contrastado y en otros probé con las sombras algo “lavadas”. Por lo demás, una iluminación lateral con una sola luz y muy cerrada.

001 002 003 004 005 006 007 008 009 010 011 012 013 014 015 016 017

Written by Vicente Alfonso