Calibra y Perfila, no dejes que tu monitor te engañe

¿Cómo sabes que el color que ves, es el mismo que ven otras personas en internet desde otro ordenador? ¿Cómo sabes que los colores que estás imprimiendo son los que van a salir?

Generalmente caemos en el error de pensar que si alguien ve mal nuestras fotos o si salen impresas con otros colores, es problema del resto. Pero yo diría que un porcentaje altísimo de los aficionados a la fotografía no han calibrado ni perfilado su monitor en la vida e incluso editan desde diferentes dispositivos.

Pero pongamos un ejemplo, si resulta que mi monitor tiene los azules muy elevados, yo tenderé a corregirlos subiendo otro color más cálido, para compensar esos tonos tan fríos. Por lo tanto en mi monitor lo estaría compensado, pero sin embargo si esa foto la subo a internet y la ve el resto de personas, el que tenga un monitor perfectamente corregido verá una foto con unos tonos excesivamente cálidos y ya sin pensar en el resto de personas que tendrán sus monitores de su padre y de su madre.

Evidentemente ya de fábrica vienen con un perfil de color más o menos “adecuado” para tocar todos los palos, y también el SO tendrá un tipo de perfil de color general o incluso para ese monitor que ofrece el fabricante. Pero os aseguro algo, nunca se verá igual que un monitor correctamente corregido mediante hardware y software.

La prueba irrefutable de que los colores se corrigen, es la sorpresa que seguramente nos hemos llevado todos la primera vez que perfilamos y calibramos el monitor. De repente se vuelve todo completamente diferente, parece que los colores que antes veíamos han cambiado para mal, ahora lo vemos todo muy raro e incluso desconfiamos de que lo hayamos hecho bien. Pero volvemos a realizar todos los pasos y lo volvemos a ver igual. Comprobamos la curva del perfil del monitor RGB y la verdad que ahora está muy compensada, nada que ver con la imagen anterior de esa gráfica sin corregir, donde esos colores daban despuntes en diferentes partes de la gráfica, llegando a extremos tanto por arriba como por abajo, en vez de seguir una curva perfecta y casi a la par que el resto de colores.

Mucho cuidado con estos temas, con los colores, con los programas que usemos, con los perfiles de color con los que guardemos las fotos e incluso los navegadores que usemos, pues antiguamente no todos soportaban Adobe RGB, mientras que el sRGB sigue siendo lo normal y el perfil con el que no ahorraremos muchos sustos. Si, son 8 bits de color con respecto a 16 bits, pero os aseguro que no notaréis casi diferencia a la hora de imprimir o ver en una pantalla de ordenador.

IMG_3690

Written by Vicente Alfonso