Una de las partes más complicadas en las sesiones de fotos, es dirigir a personas sin experiencia. Generalmente es nuestro día a día y al final aprendemos a tratar y hacer comprender lo que tienen que hacer.

Pero cuando tienes que hacer una portada y trabajas con modelos profesionales, con unas mínimas indicaciones antes de empezar la sesión, puede ocurrir algo como lo que veréis en el siguiente video. Que la modelo te ofrezca 18 poses en menos de 1 minuto, a cada cual más espectacular.

Así da gusto trabajar.

Escrito por Vicente Alfonso