Está claro que la tecnología en las cámaras y sus sensores han avanzado a pasos agigantados en estos últimos años, la diferencia de una reflex de iniciación actual a una de hace 4 años es enorme, en cuanto a AF, ISO así como nuevas opciones antes impensables.

Pero algo que antes iba a la par, ahora se ha superado a sí mismo, hablo de los programas de edición del RAW y el rango dinámico.

Lo que antes en una foto bastante sobreexpuesta o subexpuesta tenía difícil solución, ahora tenemos correcciones perfectas de mínimo ¡2 pasos de exposición! o lo que es lo mismo, si teníamos que haber disparado una foto para exponerla correctamente a una velocidad de 1/800 y la hemos cagado rotundamente con una velocidad de 1/200, podremos corregirla manteniendo los mismos niveles de ruido, colores… etc con tan sólo desplazar una barra. Y esto en el caso de un rango dinámico de 2EV, en cámaras de nivel medio como la Nikon D7000 he leído que se puede corregir hasta 3 pasos y no dudo que haya cámaras con unos márgenes superiores.

Esto no sólo hace más sencillo el tratamiento de imágenes, sino que también nos da nuevas opciones artísticas de exploración después de todo el proceso de captura.

Hace ya un tiempo hablé de las bondades de lightroom 4, con sus nuevos algoritmos para la corrección y mejora de la exposición, tanto en sombras como en altas luces, una mejora brutal con respecto a su versión anterior. Esto nos ayuda a sacar un mayor rendimiento de nuestra cámara y fotografías, llegando a alcanzar los límites de nuestros sensores.

¿Hasta que punto todavía los software de revelado del RAW nos están limitando en la edición? ¿Es posible todavía sacar un mayor partido a la tecnología actual de nuestras reflex?

Está claro que ese software es el principal “cuello de botella” para una edición más agresiva y perfecta. El ejemplo lo tengo con mi Canon 5D MK2, empecé editando sus RAW con lightroom 2, después pasé a lightroom 3 y ahora lightroom 4, la variación en la recuperación de altas luces y sombras es muchísimo mejor y mi cámara sigue siendo la misma. Por lo que es evidente que el software es el principal responsable del margen de edición que tendremos de nuestros RAW.

Esperemos que esta tendencia de no quedarse el software por detrás de la tecnología de las reflex se mantenga y podamos sacar el máximo partido a las cámaras más actuales.

 

Escrito por Vicente Alfonso