Cuando entras en el mundo de la fotografía profesional, uno nunca sabe en que campo acabará trabajando. Hay muchos tipos de fotografía de las que se puede vivir, las más habituales son BBC, Publicidad, Reportajes sociales o periodísticos (cada vez menos), Stock (algo complicado), después tenemos todos los demás campos, como puede ser la fotografía de naturaleza, bodegón y un largo etcétera, pero con un sector muy reducido de profesionales que pueden vivir de ello.

Yo por ahora realizo un poco de todo, aunque estoy centrado principalmente en bodas, un campo que quizás está cada vez más saturado, pero del que se puede todavía destacar y hacer cosas diferentes.

Cuando te gusta la fotografía, no basta con entregar tu trabajo, sino que quieres hacer las cosas bien, con tu toque personal y sobre todo, intentando ser lo más original posible. Porque al final no sólo vivimos de la fotografía, sino también de la originalidad. Es importante no estancarse, actualizarse constántemente y buscar nuevas metas.

Al final es como todo en esta vida, con ganas, con interés y teniendo un mínimo de cualidades, se puede conseguir un trabajo fresco que llame la atención de las parejas.

Este año ya llevo unas cuantas bodas y por suerte, aún me quedan bastantes para terminar el año. En todas he intentado ser original y diferente, no hay ninguna boda ahora mismo de las que llevo hechas en mis años como profesional que sean iguales. Quizás en iglesia es más complicado variar, pero en el reportaje y las casas se pueden sacar fotos totalmente diferentes siempre que ese sea nuestro interés.

Lo que más me gusta de las bodas es, como no podía ser de otra forma, el reportaje. Una hora y media o a veces menos de una hora, donde darle al coco, trabajar con la pareja, con el escenario en donde nos encontremos y sacar unas fotos de las que estemos orgullosos. Me encanta trabajar con personas, es la parte de la fotografía con la que más disfruto y espero que sea así durante muchos años.

La parte más importante en un reportaje social, como puede ser una boda, es la conexión con la pareja, hacer que se sientan a gusto, estar relajados y divertirse. Es importantísimo hacer que la pareja se sienta cómoda, y se muestren tal y como son en su vida normal. Esta parte quizás sea la más complicada, pero es la que hace que el trabajo sea uno más o realmente especial. No es sólo apretar el botón como muchos pueden pensar, hay una parte psicológica y mucho trabajo detrás para conseguir un trabajo que destaque y no se quede en unas simples fotos de recuerdo.

A continuación os muestro algunas de las fotos que más me gustan de las que llevo hechas en las bodas de este 2012.

Reportajes de Bodas por el fotógrafo profesional Vicente Alfonso en Cáceres, Navalmoral de la Mata

Reportajes de Bodas por el fotógrafo profesional Vicente Alfonso en Cáceres, Navalmoral de la Mata

Reportajes de Bodas por el fotógrafo profesional Vicente Alfonso en Cáceres, Navalmoral de la Mata

Reportajes de Bodas por el fotógrafo profesional Vicente Alfonso en Cáceres, Navalmoral de la Mata

Reportajes de Bodas por el fotógrafo profesional Vicente Alfonso en Cáceres, Navalmoral de la Mata

Reportajes de Bodas por el fotógrafo profesional Vicente Alfonso en Cáceres, Navalmoral de la Mata

Escrito por Vicente Alfonso