Momentos importantes desenfocados

Cada vez más megapixel, mejores AF, mejor ISO… buscamos una cámara perfecta, con la que poder hacer una foto en cualquier situación. Pero ¿Realmente es tan importante o nos estamos obsesionando?

Yo soy el primero que ha hablado sobre mis necesidades, me gustaría un AF que lo clavara todo y un ISO que no me de problemas en prácticamente ninguna situación. Pero quizás a veces, nos olvidamos que en función del trabajo esto puede llegar a ser secundario.

Está claro que a todos nos gusta “donde ponemos el ojo ponemos el AF”, que ese punto importante de la fotografía, resalte por su nitidez. Pero quizás en fotografía social, de reportaje, no sea tan importante como pensamos.

Cuando en una boda por ejemplo, tenemos momentos importantes, inolvidables, que han sucedido sin previo aviso (porque los sentimientos y emociones no se preparan), la rapidez del AF no suele ser tan rápida como nuestra vista y menos aún como nuestra reacción. La foto la terminamos por hacer, de una u otra forma, saltando por encima de alguien, tirándonos al suelo, jugándonos la vida, pero ¡La conseguimos!. Ahora bien, llegamos a casa y el enfoque no es del todo bueno, es posible que haya fallado por medio metro, pero el momento está ahí ¿Qué hacemos? ¿Es más importante el momento o la nitidez? ¿Un cliente qué ve en esa foto?

Yo soy el primero que se encabrona cuando no tiene esa foto casi imposible bien enfocada, pero es un momentazo y no puedo apartarla de un reportaje. Pero ya sea una boda o cualquier otro tipo de fotografía social, un momento único, ya sea por los sentimientos que desprende o por cualquier otro factor, debe estar ahí.

¿Qué opináis? ¿Descartáis todas las fotos mal enfocadas?

 

Written by Vicente Alfonso