Visualización en blanco

Aunque sea obvio, creo que no siempre nos paramos a pensar algo que hay detrás de cada foto.

Nada. Detrás de una foto no hay nada, una hoja de papel en blanco, una mente en blanco, pero que con esfuerzo, trabajo y dedicación se le ha dado forma.

Es habitual hablar de ciertas fotos y hacer el típico comentario “esa foto yo también la hago”. Por supuesto, tú también la haces, pero después de verla. Si esa foto no se ve, quizás nunca se te hubiera ocurrido. Es tan absurdo todo esto, que a veces la gente no se para a pensar por un segundo y recapacita antes de soltar ese comentario.

Si algo diferencia a cada uno de los fotógrafos, son las ideas. El ser original es el bien más preciado de cada fotógrafo.

Es triste ver como te copian fotos, y no recrean más que una simple copia que intenta mejorar el original. Pero si algo tiene de especial una fotografía, es de ser original. Las copias las puede hacer cualquiera y más, hoy en día, que hasta ponemos esquemas y damos todos los datos para poder realizarlas.

Cuando alguien contrata un trabajo, contrata originalidad, una visión diferente a lo que puede encontrar en otros o que quizás otros no son capaces de encontrar.

Si de algo hay que estar orgulloso en la fotografía, es de sacar adelante tu visión, de no tener miedo a parecer raro o a diferentes tipos de críticas. Hay que sacarlo adelante porque ese es tu estilo y esa es tu marca de identidad.

Es absurdo competir en fotografía, lo importante es progresar, hacer las cosas bien, hacer las cosas mal y aprender.

Me entristece de sobremanera la competición por copiar las fotos de los demás, encuadres, escenarios, poses… que en el fondo no van a servir para nada, sino para ser simplemente una copia más. Ni mejor ni peor, ni bueno ni malo, simplemente una copia más. Creo que haciendo esto, os engañáis a vosotros mismos.

Yo como la mayoría de los fotógrafos, he tenido trabajos de una calidad que ahora mismo no acepto, todos nos equivocamos alguna vez. Pero me han serivdo para hacer las cosas bien en el siguiente. Me han servido para aprender de mis errores.

No tengáis miedo a fracasar, porque muchas veces el fracaso es el mejor aprendizaje.

Written by Vicente Alfonso