5976

Este año arrancamos la temporada de bodas bien prontito. En marzo ya tuve la primera boda en un entorno tan fantástico como puede ser Jarandilla de la Vera, y desde ahora hasta Octubre no hay planes de parar.

Como suele pasar cada nuevo año, la mayoría de los fotógrafos nos proponemos nuevas metas, mejores fotos, más artísticas, diferentes, intentar dejar nuestro sello de identidad y por el cual alguien se decante por nuestro trabajo.

Soy contrario a todo lo que sea copiar estilos, cada persona es diferente y cada cual debe buscar su propia forma de trabajar. No me gusta parecerme a nadie, simplemente ser quién soy y si hay suerte, algún día, que alguien reconozca mi trabajo de entre muchos, simplemente por la forma de hacer las cosas y no por parecerse a ningún otro.

Afronto el 2012 con mucha ilusión, con más ganas de aprender y disfrutar de la fotografía. Ahora que vivo de mi pasión, intentaré disfrutar y soñar todo el tiempo que sea posible, vivir los días con mayor intensidad y esforzarme al máximo para en un futuro, estar orgulloso de lo que hice.

Es habitual mirar al pasado y arrepentirse de algunas cosas, de esa época que todos vivimos como novatos. No es sino por ese motivo, por el cual todos intentamos mejorar, aprender y mirar lo más lejos posible hacia esos errores que todos debemos cometer en algún momento de nuestras vidas.

Algunas de las preguntas de este año se van planteando mes tras mes, ¿Qué objetivos usaré? ¿Grandes paisajes? ¿Encuadres más cerrados? ¿Más natural? ¿Más posados?. Cada mes, año, día que pasa, nos vamos forjando como mejores y más experimentados fotógrafos. Por ese motivo es importante no dejar de aprender, emocionarse, asombrarse, ilusionarse y hacer las cosas lo mejor posible.

Nunca pienses que ya lo has aprendido todo, porque entonces será la hora de retirarse.

Para terminar, os dejo un avance del primer reportaje de este año 2012.

Boda | Luis y Gleydis – Avance de la temporada 2012

Escrito por Vicente Alfonso