El mercado de los discos duros

Foto de la boda de Agustín y Mariola.

Actualmente el 99,9% de los fotógrafos, salvamos nuestros trabajos en discos duros, creo que los DVD ya pasaron de “moda” para realizar este tipo de tareas, más que nada, por lo limitado de su capacidad.

Hoy en día se realizan muchas fotos y es fácil llegar a tener más de 500 Gigas en fotos en poco más de un año.

Para los que trabajamos a diario en fotografía, los gigas aumentan considerablemente cada mes, llegando a poder tener más de 500 gigas de fotos en un sólo mes. Sólo deciros que en una boda puedes venir con cerca de 100 gigas de fotos. Por ello, los discos duros son algo primordial en nuestro trabajo.

Es bastante común tener varios discos duros y reemplazarlos cada año. Trabajar con 2 discos duros de 4 Tb-8 Tb cada uno por año, y una vez terminada la temporada, guardarlos por si algún día se necesita sacar algún trabajo pasado. Rara vez borro alguna de mis fotos.

Pero ahora llega el problema, en Tailandia hubo hace poco unas graves inundaciones que afectaron a varias de las principales empresas de fabricación de discos duros. Con ello han empezado a escasear y los precios a multiplicarse.

Actualmente los precios de los discos duros están al doble que hace un par de meses y como esto siga así, es posible que se tripliquen.

¿Estrategia de mercado? ¿Realidad? 

Por lo pronto sabemos que el año se termina en breve y necesitamos renovar nuestros discos duros. Si esto sigue así, no me quiero imaginar lo que pueden costar 8 Tb o más. Quizás haya que replantearse el flujo de trabajo y aprovechar los discos duros al menos durante dos temporadas.

Written by Vicente Alfonso