El dodge and burn (oscurecer y aclarar) es una de las técnicas de la edición de pieles más popular en moda y quizás menos conocida en la fotografía en general. Se trata de editar mediante el pincel, máscaras y curvas, zonas de altas luces y sombras sobre la textura de la piel. Es en realidad trabajar con curvas de manera más controlada, con dos tipos de usos diferentes:

1. Conseguir un mayor contraste, iluminando donde ya hay luz y oscureciendo donde ya hay “sombra”.

2. Suavizar el contraste, añadiendo luz a las sombas y viceversa.

Es una forma de edición algo lenta, muy cuidadosa y una de las que mejores resultados dan en la fotografía de moda, aunque siempre, combinándola con otras herramientas.

En la edición no hay una fórmula mágica, con la cual dando al botón play de un preset y borrando dos cosillas consigamos unas pieles perfectas, sino que el trabajo puntual y la paciencia, es la mejor plataforma para conseguir los mejores resultados. Que es costoso, ya lo sabemos, pero así funciona todo en esta vida.

En el siguiente videotutorial, el uso del dodge and burn es del tipo 1. Básicamente ha creado dos curvas, para las altas luces crea una curva con mayor luminosidad y para las sombras una más oscura. Ambas máscaras se pintan de negro para eliminar su efecto y se va pintando poco a poco con el pincel blanco sobre ellas, para conseguir el resultado adecuado.

Por último hay que decir, que este tipo de edición no sólo se usa para pieles, sino que tiene su utilidad en cualquier tipo de fotografía.

Written by Vicente Alfonso