Los books y la fotografía a lo largo del tiempo

Llevo tiempo dándole vueltas en lo que se ha convertido actualmente “hacerse un book” o test o como lo quieran llamar, y como lo ven las personas de fuera.

Me gustaría haber conocido el panorama de los últimos 20 años y ver como ha cambiado, que ha ocurrido. Desgraciadamente mi experiencia es bastante corta como para saber y ver en el tiempo los cambios, pero si sé en lo que actualmente se ha convertido.

Tengo la pequeña sensación, de que hace unos 10 años, un joven que quería acceder al mundo de la moda o le apasionaba, era recomendado por determinadas personas a que le fotografiase tal o cual fotógrafo, ya sea por su larga experiencia, amistad… etc, pero a buen seguro, se dedicaba a la fotografía. Esta persona pagaba un dinero para hacer un test y abrirse camino en ese mundillo, o simplemente porque le apetecía tener unas buenas fotos. Cada cierto tiempo volvía a un fotógrafo para realizar un nuevo test y tener nuevas fotos o un portafolio actualizado, con el que intentar abrirse puertas y presentar a las agencias.

Actualmente el panorama me desconcierta. Imagino que lo primero debe seguir ocurriendo, aunque en una menor medida, bastante menor. Ahora me da la sensación de que si te has hecho unas fotos contra el espejo o un amigo te ha tirado 4 fotos pedorras en una discoteca, te da la titulación de modelo y ya no te vale con pagar a un fotógrafo, sino como mínimo que haya un “intercambio”. Algunos ya hasta te piden dinero por fotografiarles.

Recuerdo no hace mucho, una chica pidiéndome la realización de un book para empezar en esto de la moda e intentar abrirse camino. Yo por supuesto la di mis tarifas, siendo su respuesta “lo siento, pero ahora no me interesa pagar por unas fotos”. Y yo me pregunto, ¿Cuando te va a interesar?. El portafolio de esta chica en cuestión era una foto en el salón de su casa realizada por ella misma con una compacta. Desgraciadamente, según me dio a entender, solo estaba dispuesta a realizar intercambios con fotógrafos profesionales para sacarse un book gratuitamente.

Sinceramente, creo que dentro de un sector determinado se ha empezado a menospreciar todo el trabajo serio que hay detrás de unas buenas fotos de estudio, un book, test… etc. Un fotógrafo serio, no sólo tiene técnica y equipo para como mínimo garantizar unas fotos de calidad, sino conocimientos para dirigir y trabajar con los profesionales adecuados de peluquería, maquillaje, estilismo… etc, que son parte de la clave de un exitoso trabajo. Los habrá mejores o peores, pero ahí ya sólo queda el criterio de cada uno para seleccionar el profesional con quién trabajar.

Nunca me he posicionado en contra de los intercambios, pero si de un concepto erroneo que ha derivado de ello y es el “book gratuito”. A veces pienso que todo ha surgido por unos derechos de imagen pasados de ego e internet. Antiguamente imagino que unas fotos como mucho aparecerían en el cartel del pueblo de al lado o en el escaparate de la tienda de la esquina, y a nadie le daría por pensar en sacar un beneficio. Ahora las fotos aparecen en internet, donde las pueden ver miles de personas en unos segundos y eso ha hecho pensar a muchos, que su imagen vale más que unas fotografías y toda la producción que hay detrás.

No creo que el intercambio esté estropeando el mercado, pero si lo está distorsionando y confundiendo.

Al final el que necesita unas buenas fotos o necesita un buen portafolio para presentar en las agencias, sabe donde tiene que ir.

Pero ahora os hago yo una pregunta, a los que ya lleváis tiempo en esto o habéis conocido el mercado ¿Esto ha sido así siempre? ¿Qué ha cambiado? Me gustaría vuestra participación.

 

Written by Vicente Alfonso