Comuniones 2011

Otro año más terminando comuniones, un tipo de fotografía que intento cambiar y ofrecer algo de lo que aborrecí en el pasado.

Recuerdo hace algo más de 20 años, cuando entraba en casa de mis amigos, con la típica foto en el salón con cara “apalominada”, una expresión que no tenía nada que ver con aquella persona, una expresión forzada.

Desde que empecé a hacer comuniones decidí que eso debía cambiar. Quería que dentro de otros 20 años, esos chavales y chicas que he fotografiado, se vean de diferente manera, se gusten, les guste mirar esas fotos y recordarse, sin ningún tipo de complejo, que se vean ellos mismos.

En mis sesiones intento no forzar ninguna situación, hablo, hago bromas, intento que se relajen y muestren su verdadera cara. Si noto cualquier indicio de sensación de incomodidad, paramos, hablamos, reímos y volvemos a la carga. No siempre funciona, pero siempre se acercará más a lo que son ellos mismos, que si los tratamos como un cliente más.

En parte también estoy un poco influenciado por la moda, el tipo de fotografía que más me apasiona e intento que ellos mismos se sientan modelos por un día. Que se gusten, que se relajen delante de la cámara y muestren su lado más natural.

Aparte, en las sesiones de estudio evito los típicos adornos de toda la vida, la típica columna, la biblia… etc. Es un recuerdo de la comunión, no por ello deben aparecer elementos de la iglesia, que para ello ya tendrán su día, sino mostrar su traje y recordar ese año. Actualmente me gustan los retratos “simples”, bien iluminados, con personalidad o al menos intentar que todos muestren parte de su personalidad. Creo que en un futuro un buen retrato siempre será bien recordado, que no una actuación ficticia en un escenario pasado de moda (al menos para este tipo de foto, no estoy generalizando).

Poco a poco me voy sintiendo más a gusto con este tipo de foto, me alegra un montón que todos los padres al ver las fotos me feliciten y se vayan con una buena sensación. Creo que es lo mejor que puedo recibir de un trabajo fotográfico, ya que hasta que no pasa ese momento, siempre se tiene un poco de agobio por si no quedan satisfechos.

Podéis ver algunos de mis trabajos en mi blog de fotografía Vicente Alfonso.

 

Written by Vicente Alfonso