Miedo a las lesiones

Desde siempre he sido una persona muy activa, he practicado todo tipo de deportes y los sigo practicando, aunque quizás ahora se apodere de mi un poco la inseguridad.

Para empezar, los deportes que más practico son patinaje agresivo y kickboxing, dos deportes poco relajados y con muchas posibilidades de prepararme alguna lesión. Últimamente el patinaje lo he dejado un poco después de 15 años practicándolo, pero el kickboxing ahora mismo está entre mis deportes preferidos, donde más me relajo y descargo adrenalina.

Cuando eres autónomo y tienes trabajos a los que no puedes faltar, ciertos tipos de deportes pueden hacer peligrar los ingresos y quizás eso haga que no se disfruten con la misma intensidad. Os imagináis una lesión en un brazo y tener que realizar un trabajo importante al día siguiente… al final no te queda otra que usar la cámara con los piés si hace falta.

Aún así, mi vida está ligada al deporte, ahora mismo no podría vivir sin estar en movimiento y a veces el miedo se apodera de mi. Pero aún siendo más o menos compatibles, es algo que está ahí y necesito hacer.

Puede que la fotografía y el vivir de ella, hayan hecho que todo me lo tome con más calma, no le pongo la misma intensidad a mis otras aficiones relacionadas con deportes “duros”. Y es que no te puedes permitir ningún tipo de lesión siendo autónomo y fotógrafo. Un problema en la mano derecha, en algún dedo, una fractura en una pierna… y si no puedes trabajar, no cobras.

Y si, como todo en esta vida, hay seguros para todo tipo de trabajos, pero si tienes un trabajo puntual con cierta empresa, el seguro no te va a solucionar la papeleta con quién te contrató personalmente y eso a la larga, te puede pasar factura.

Finalmente mi conclusión es, practica todos los deportes que necesites, pero toma las máximas precauciones y evita riesgos innecesarios, no te queda otra.

Written by Vicente Alfonso