Mis sensaciones con la Canon EOS 5D MKII

Una de mis primeras fotos con la cámara.

La semana pasada os preguntaba sobre que os apetecía saber de este modelo, aunque había un problema claro, y es el poco más de un año que la cámara lleva en el mercado. Por lo que no creo que diga nada nuevo, pero al menos me gustaría dejar constancia de los cambios según mi propia experiencia.

Mis sensaciones serán contrastadas con las que he tenido con una reflex de iniciación (Sony Alpha 100) y una reflex semi-profesional (Canon 40D). Creo que sobra la comparación con una cámara compacta, o reflex analógica, la primera por prestaciones y la segunda por ser de una Era diferente.

Para empezar, lo primero que llama la atención cuando vienes de un modelo como la Canon 40D, es que tanto los materiales de construcción, tamaño y ergonomía no cambian casi en absoluto. Mientras que comparándola con una reflex como mi anterior Sony Alpha 100, podría concluir diciendo que simplemente no se puede comparar. Lo mismo diría con cámaras como la Canon 450D, 1000D, Nikon D60 o similares. El paso de una reflex de gama baja a una de gama alta, es tremendo, no hay comparación posible. Mientras que de un modelo medio, la cosa no cambia tanto.

Y hablando de los materiales de construcción, no entiendo como un modelo con ese precio puede presentar una tapa con holgura. Parece que es bastante generalizado, el ruidito que produce la tapa de la tarjeta de memoria, al no estar completamente encajada y empuñarse. Y lo peor de todo, es que si estás grabando un video ese ruido se mete en la grabación.

Lo siguiente es el visor, muy limpio, claro y muy luminoso. La cobertura es de un 98%, se echa de menos un 100%, pero la verdad que estoy bastante contento. La diferencia no se nota mucho si no tienes una cámara para comparar, ya que enseguida te acostumbras, al ser una visión más clara y real.

Del AF no puedo decir ni que sea mejor o peor, ya que el de la 40D era bastante bueno y creo que en esta 5D MK2 estoy en las mismas. Eso si, comparado con el AF de una reflex de iniciación (por llamarlas de alguna forma) no tienen nada que ver. Aunque si me aventuro a decir, que el sistema de AF de la 5D gana al de la 40D gracias a los 6 puntos de apoyo, que aunque no se ven, ayudan a fijar con mayor precisión el foco. Pero si debo decir, que me lo esperaba algo más rápido, ya que en situaciones en las que hay mucho movimiento (como un espectáculo), el AF lo he notado algo lento.

El bokeh da la sensación de que sacamos fuera de la foto nuestro punto de enfoque. ¿No os da esa sensación?

Otros de los apartados principales en cámaras de sensores de tamaño completo, es saber sus ventajas con respecto al APS-C. Principalmente diría que cuanto más grande el sensor, se puede conseguir unos menores niveles de ruido, una mayor definición en la imagen final y una profundidad de campo menor. Esto unido a grandes aperturas, es la principal diferencia entre un bokeh en Full Frame y un bokeh en APS-C, consiguiendo una mayor calidad general en las FF, aunque se supone que la calidad del bokeh no va en relación directa con el tamaño del sensor, sino con la calidad de la lente. Pero esto a mi modo de entender no es del todo cierto, puesto que las aperturas y focales necesarias para conseguir un desenfoque varía de una APS-C y una FF, y con esta última he conseguido desenfoques impensables en la 40D, captando escenas de mayor amplitud y profundidad, con desenfoques muy puntuales a una distancia bastante lejana.

Las sensaciones que he tenido en la edición de las imágenes que me ofrece la 5D MK2 combinadas con una buena óptica, son unos colores más reales, más vivos, una gran definición en toda la imagen y una mayor calidad en las texturas.

Esta es una de las últimas fotos que he hecho en estudio.

Y aquí os muestro un recorte de la imagen anterior al 100% para que se puedan apreciar más los detalles. Pincha en la imagen para ver a su tamaño real.

También es fundamental saber, que la recuperación en altas luces y sombras es enorme, ya que se puede llegar a variar hasta dos pasos sin llegar a perder información.

En cuanto el ISO, que es otra de las partes fundamentales de una cámara digital, sólo puedo decir que es realmente bueno. He tenido la suerte de probar también una Nikon D700 y aunque se dice que Nikon está por delante en la mejora de niveles de ruido, la 5D MK2 es más que suficiente para cualquiera. Puedo decir, que una foto a ISO1600 es perfectamente usable a su máxima resolución y a 3200 también muestra buenos niveles de detalle. En cuanto a los ISOs más exagerados como el 6400, 12800 y 25600, puedo asegurar que el ISO 6400 puede proporcionarnos un buen uso a determinados tamaños, mientras que el 12800 queda a un uso más limitado y el 25600 sólo servirá para fotos de no más de 800 pixels de lado, aunque estos tres últimos necesitan una pasadita con algún filtro de reducción de ruido, sobre todo el último, que presenta unas aberraciones en colores bastante notable.

Para terminar de hablar del ISO, hay que tener en cuenta que son 21 mpx la resolución que nos ofrece esta cámara, en comparación con los 10 ó 14 mpx que suele tener el resto. Y aún así, en ISOs altos, he notado una mejora tremenda en comparación con la 40D, que son 10 mpx. Eso si, esos 21 mpx hay que darlos de comer aparte, y para ello nada mejor que empezar a usar tarjetas de 8 gb o más.

Esto es una foto realizada a ISO 6400 por la noche, con una apertura de f2.8.

Y aquí un recorte al 100% Pincha en la imagen para ver a su tamaño real.

Sobre la medición de luz y el histograma, decir que este modelo sigue leyendo en función del archivo JPG que se genera, aún disparando en RAW. Por lo que el contraste influye totalmente en la correcta medición. Según he leido en el nuevo libro de Mellado, deberemos ajustar el Contraste a -2 en este modelo, para conseguir un histograma real.

La cámara tiene cuatros modos diferentes para medir la luz, como en la mayoría de los modelos de esta gama y la gama media. Cada uno realiza un porcentaje de medición de la escena en función del punto central, desde el 100% en modo matricial hasta un 3,5% en el modo puntual.

Sobre los diferentes modos de enfoque, sigo teniendo los mismos que con mi anterior modelo, que se resumen en un enfoque fijo, un enfoque continuo y un enfoque fijo-continuo (si capta movimiento, se pone de nuevo en funcionamiento, mientras tanto permance fijo).

La autonomía de la batería está siendo fantástica, quedando el 33% libre después de más de 900 fotos.

En la sincronización con los flashes, he tenido que bajar de 1/200 a 1/160, lo que influye en perder un poquito más de luz en exteriores, ya que a 1/200 ya aparece la mítica franja negra de la cortinilla.

Otro punto negativo, es que la ráfaga ha disminuido en varios fps con respecto a mi anterior modelo, aunque manteniendo unos espectaculares 3,9 fps en 21 mpx.

Del video no voy a hablar hasta que no lo use en condiciones, y pruebe la nueva actualización que incluirá muchas mejoras en ese aspecto. Pero si puedo decir, que es una gozada poder grabar con todo tipo de lentes, y ver esos bokeh tan típicos de las películas directamente desde nuestro equipo.

Conclusión:

Quizás esperaba un modelo algo más grande, con un mayor peso y una construcción muy diferente a la 40D. La ventaja es el poder realizar sesiones de bastante duración, sin acabar muy cargado. El inconveniente, es no tener esa sensación de cámara “PRO” entre las manos. La Nikon D700 me ha parecido una cámara más robusta.

En cuanto a la calidad general, puedo decir que noto una gran diferencia en los archivos finales, tanto en colores, contrastes, calidad en las texturas y un margen más amplio en la edición final del RAW. Aparte de que ahora no hay miedo en recortar una imagen, ya que 21 mpx dan para mucho.

El visor de una FF es algo que cualquiera que lo pruebe, acabará echándolo en falta como vuelva a un modelo APS-C. Y ya no sólo el visor, sino la calidad general que muestra un sensor Full Frame en todo tipo de fotos.

Por lo tanto, el paso a un equipo de gama alta es más que justificado si os lo podéis permitir, o si tenéis pensado dedicaros de manera profesional a la fotografía. Aunque se debe tener muy en cuenta para el tipo de fotografía que vamos a trabajar, no es una cámara para fotógrafos de prensa, pero si es la cámara perfecta para fotografía de moda, reportajes y publicidad.

Written by Vicente Alfonso