Vicente Alfonso y la Canon EOS 5D MKII con el Canon 24-70 f2.8 USM

Vicente Alfonso y la Canon EOS 5D MKII con el Canon 24-70 f2.8 USM

Pues no, las Navidades y los regalos se han pasado ya, pero para empezar el año con buen pié, hay quién decide darse un regalito de última hora.

Se trata de mi última adquisición, la Canon EOS 5D MKII con el objetivo Canon 24-70 f2.8 y de las que os voy a transmitir mis primeras sensaciones nada más recibirla y usarla un poco por encima.

Me ha llegado hace nada, por lo que aún me queda mucho por trastear con la cámara y el nuevo objetivo, para sacar conclusiones claras, pero bueno, quería hacer un breve resumen de las sensaciones que transmite una de las TOP de Canon.

Para empezar, lo primero que me llamó la atención viniendo de una Canon EOS 40D, es que el tamaño apenas varía. Casi no sabría diferenciar una de la otra si no fuera por algunas características muy concretas en el diseño. La disposición de los botones es muy similar (varían los que están junto a la pantalla), y la pantalla es igual de grande (aunque esta última con mayor número de colores y la veo mucho más nítida).

El menú de la cámara es igual al de la 40D, con las diferencias entendibles en cuanto a nuevas opciones se refiere.

La 5D MKII no incorpora flash, y la rueda para elegir modos, no incluye los típicos preestablecidos para noche, fuegos artificiales… etc, que no he usado nunca y dudo mucho que alguien que compre la 5D los fuera a usar.

Una vez la ponemos en marcha, todo parece ser igual, no noto ninguna diferencia. El manejo es prácticamente el mismo que la 40D, por no decir idéntico. La única diferencia, es que añadido el 24-70, el peso aumenta bastante en consideración con el tamron 17-50, que usaba en esos rangos focales con mi anterior cámara.

Cuando miras por el visor, todo se ve perfectamente nítido, como si tuvieras unas gafas delante, que mejoran tu visión. Todo aparece muy suave y diferente a la 40D, aunque me gustaría poder estar mirando por uno y otro a la vez para notar las verdaderas diferencias, pero decidí vender la 40D, asi que no puedo hacer pruebas directas.

El sonido del obturador es algo diferente, en este caso me da la sensación de ser algo más “sofisticado” (no sé como explicarlo, es menos mecánico), pero igual de bonito que el de la 40D (si, hay personas como yo que disfrutan con el sonido de algunos obturadores).

El enfoque suave y rápido, gracias también a que va acompañada de un objetivo USM. Dicho objetivo es de un tamaño considerable, bastante más grande de lo habitual en este tipo de rangos. Un parasol enorme, que tapa por completo al objetivo cuando este sale para usar el gran angular, al revés que con otros objetivos, que suelen salir cuando usamos rangos mayores.

La ráfaga pues es casi de 4 fotos por segundo, más lenta que la de mi 40D, por lo que en este aspecto retrocedo.

Ahora bien, pasamos a subir el ISO, 200, 400, 800… 6400!!! ¡que barbaridad! puedo usar el ISO 6400 con mejores resultados que el 1600 de la 40D. Pero ahí no acaba todo, el ISO 12800 es perfectamente usable, y el 28500 mejor que el 3200 de la 40D y también usable para fotos en internet de poca resolución, y si ya le pasas un filtro de reducción de ruido, ni te cuento.

Empiezo a trastear por las opciones, y no encuentro apenas diferencias, ¡ah si, que ahora tengo video! Bueno, eso lo dejamos para otro momento, ahora me interesa más la foto.

Varios modos de grabación en RAW, para así no quedarme sin tarjeta con 2 fotos. Usar una tarjeta de 8 gb con el RAW de esta cámara, es volver al pasado, ya que sólo entran 240 fotos. Por lo que hay que ir pensando en comprar una de 16 ó 32 gigas si quieres aprovechar el video, que ocupa “sólamente” 280 megas por minuto, aunque sólo se pueden grabar 12 minutos en máxima resolución. Por suerte, tiene dos formatos de RAW, en los que pasamos a usar 10 mpx y otro en el que usamos 5. Asi que no me vendrá nada mal para cuando realmente no sea necesario tanto megapixel y volver a los 10 de mi pequeña EOS. Y por supuesto, no considero volver para atrás si bajo a 10 megapixel, me parece perfecto poder usar un RAW con diferentes resoluciones, al igual que siempre ha pasado con el jpg.

Poco más voy a comentar de la cámara, ya que sólo os quería transmitir las primeras sensaciones que se tienen cuando se usa por primera vez. Después de esto, me tomaré unas semanas y la daré caña para hablaros más en profundidad sobre la cámara y el objetivo.

Si tenéis cualquier pregunta, acerca de la cámara o el objetivo, porque necesitéis contrastar datos o porque tengáis intención de compraros este equipo, no dudéis en escribirlo en los comentarios.

Escrito por Vicente Alfonso