Primer contacto con una reflex digital, cosas que debes saber

Cuando me compré mi primera reflex digital hubo varias cosas que no debí hacer en los primeros minutos de uso, asi que no está demás avisar para que no cometais los mismos errores.

Yo tuve la suerte de mantenerla intacta después de pagar mis primeras novatadas (con un buen susto), pero con un pelín de mala suerte, habría tenido que comprar otra el mismo día. Asi que, evitemos ese pelín de mala suerte y hagamos que nuestro primer contacto con la cámara, no acabe siendo desastroso.

Después de comprar la cámara y llegar a casa, lo primero que hice como era de esperar fue sacar la cámara y el objetivo de la caja con sumo cuidado (hasta ahí todo normal), pero al no tener “prácticamente” ni idea de fotografía ni de cámaras, lo segundo que hice fue quitar la tapa del cuerpo de la cámara (donde se conecta el objetivo) y ponerme a mirar tranquilamente su interior.

Aquí hice dos cosas mal:

1. No pensar en el lugar apropiado para quitar la tapa. Se debe estar en una zona limpia, sin viento y cosas alrededor que puedan ensuciar el interior de la cámara.

2. Mirar tranquilamente y sin precauciones el interior de la cámara, el sensor… pudiendo haber caido cualquier tipo de papel, mota de polvo, pelo… etc. Aunque en las cámaras de objetivos intercambiables el sensor no suele encontrarse realmente expuesto, sino que tienen un filtro o una cubierta de cristal para protegerlo, puede ser desastroso que esas partes acaben ensuciándose.

Después de mis dos primeros errores no faltaron los siguientes con el objetivo:

3. No prestar atención a la zona de conexión obetivo-cámara pudiendo haberla rayado con la tapa, u otros problemas de no haber seguido el punto uno.

4. Al hacer las primeras fotos una vez montado el objetivo, limpiar este con la camisa sin pensar en que una raya en el objetivo pudiera haber sido fatal. Para limpiar un objetivo se usan productos especiales, y no vale usar cualquier trapo para ello. Si rayas el objetivo, eso ya no tiene solución.

Son varios apuntes muy básicos, pero que para un novato como yo no tuvieron transcendencia hasta después de haberlo aprendido leyendo y preguntando en foros. No os podeis hacer idea de la cara de susto que se me quedó después de leer lo que no se debe hacer con una cámara, y haberlo hecho casi todo en los primeros minutos de uso.

Por otro lado también os recomiendo que nada más comprar la cámara, os hagais con varias protecciones para la pantalla de la cámara y así evitar las rayaduras, que aunque no son realmente peligrosas, en un número muy elevado puede llegar a molestar bastante la previsualización de las fotos o los controles, y más aún en las nuevas reflex con Live View. 

También es recomendable hacerse con un set de productos de limpieza para lentes, que los podeis encontrar a partir de 10 euros.

Conclusión:

Cuando vayas a cambiar de objetivo o vayas a poner el primero, hazlo lo más rápido posible.

No lo hagas con la cámara encendida, pues los campos electromagnéticos que produce el sensor (si pulsamos el botón de disparo por accidente en ese momento) hace que sea más fácil atraer el polvo. 

Hazlo en una zona lo más limpia posible y sin viento.

Guarda todos los manuales, cajas, y tapas (tanto de la cámara como de los objetivos).

Cuando no uses la cámara, utiliza las tapas y las fundas correspondientes para que todo quede aislado de la suciedad, y así tenerlo protegido adecuadamente.

Limpia el objetivo y el sensor con productos específicos para ellos, no uses “el truco de la abuela” no vaya a ser que te quedes sin cámara.

Cuidado con la pantalla, en los nuevos modelos con Live View, será de mucha utilidad mantenerla sin ningún tipo de rayadura.

También es recomendable usar un filtro UV (ultra violeta) para proteger el objetivo. Los hay de distintos precios, dependiendo de la calidad, siempre será aconsejable un filtro más caro (suponiendo que tenga una mayor calidad) para evitar posibles reflejos.

 

Written by Vicente Alfonso