Criterios para elegir una cámara digital compacta

El eterno dilema para muchos, es cuando nos decidimos a comprar algo y nos damos cuenta de la gran variedad de productos que se ofertan en el mercado. Si bien las cámaras digitales es uno de ellos y más aún en una época en la que este tipo de procutos está en auge total.

Antes de nada:

Hay que fijarse en el precio, y decidir si este será el factor principal que influya en nuestra compra o por contra, lo determinarán las características que queremos para nuestra cámara.

Una vez decidido esto, deberemos tener en cuenta los siguientes criterios:

1. ¿Qué uso le voy a dar a la cámara?

En esto depende mucho de nuestras exigencias. Ya que puede ser de uso para aficionado, para semi-profesional, para profesional o simplemente para un usuario casual.

No me meteré en temas de profesionales ya que mis conocimientos ahora mismo son muy limitados, asi que intentaré guiar a gente como yo, que van a comprarse su primera cámara o son simplemente aficionados o quieren acercarse al mundo de la fotografía.

Así pues dedicaré estas sugerencias a la elección de cámaras compactas y no reflex, ya que las reflex están destinadas a un sector más específico y más profesional de la fotografía. Aunque hay cámaras como por ejemplo la nikon D40, destinadas a los muy aficionados de la fotografía o semi-profesionales, pero no es el caso.

2. ¿Cuantos megapixel?

Bueno esto es un tema que puede dar mucho que hablar, aunque realmente lo principal es comentar a groso modo de que va eso de los megapixel.

Cuanto mayor sea la cantidad de pixeles mayor resolución podrás obtener de la foto sin perder calidad. Eso quiere decir, que podrás imprimirla en un tamaño mayor y la calidad se mantendrá en proporción a los Megapixel. Y por otra parte sirve para aumentar la calidad de detalles que a simple vista no podrían apreciarse, ya que una foto de muchos megapixel podrá aumentarse considerablemente en nuestro pc sin notar pérdida alguna de calidad.

Para poneros un ejemplo pondré el caso de la resolución de una cámara de 6 MEGAPIXEL sería 2816 x 2112 pixels, que en centímetros sería un tamaño máximo de 47,68 x 35,76 cm, con lo que para imprimir fotografías a los tamaños más típicos, como son 30×20 o 40×30 tendríamos más que de sobra.

Así pues, si lo que vas a hacer con las fotos es verlas en el PC o reverlarlas a tamaño fotografía, a partir de 3 MP vamos sobrados. Aunque dado el mercado actual, cualquier cámara con 5 MP o más, será más que suficiente, ya que es raro ver cámaras por debajo de 5 MP actualmente.

3. ¿El tamaño importa?

Bueno, depende de que, pero si nos referimos a la pantalla pues podríamos decir que tiene una importancia no muy relevante, aunque importante. Ahora mismo la mayoría de las compactas del mercado incorporan una pantalla de al menos 2 pulgadas, más que suficiente para usar la cámara y tomar fotos sin problema, aunque desde mi punto de vista a partir de 2,5 pulgadas es cuando realmente se pueden apreciar bien las fotos y creo que debería ser un standard mínimo hoy en día.

También se ha de mirar la cantidad de colores que puede mostrar la pantalla, ya que puede ir desde lo mínimo que son entorno a 56.000 colores (muy precaria), e incluso llegar a varios millones. Aunque generalmente suelen ser de 200kp (200.000 colores).

4. El tamaño de la cámara.

Por otra parte y un factor importante sería el tamaño de la cámara. De esto van a depender varios factores.

Generalmente cuanto más grande sea la cámara, tendremos más comodidad a la hora de empuñarla, el objetivo suele ser mayor y en muchos casos el zoom. Pero por contra, será más incómoda de llevar y pesará alrededor del doble o el triple que una compacta ligera. Aunque también el tamaño suele ser indicador de calidad y de prestaciones en algunos casos.

Es tan variado y amplio el mercado que cualquier factor puede ser determinante y va más en función de los gustos de cada uno.

5. ¿Baterías o Pilas?

En este aspecto recomiendo al 100% las baterías, por comodidad, peso y por facilidad de recarga. Además hoy en día, las cámaras suelen traer una batería extra de regalo, que suele venir fenomenal en largos viajes.

La duración suele variar según el tipo de modelo, de tamaño y demás opciones, pero que no son relevantes para su elección, ya que la variación no es muy significativa.

6. El zoom Óptico.

Este aspecto depende del tipo de fotografía que queramos sacar. Si deseamos usar la cámara para hacer fotos en largas distancias e inaccesibles, lo suyo es buscar una cámara con un Zoom Óptico a partir de 8x. Si por el contrario vamos a tomar fotos de paisajes o a unas distancias medias, con un zoom de x3 será más que suficiente. Decir que generalmente a partir de zoom Óptico 5x las cámaras suelen tener un tamaño algo más grande, ya que necesitan un objetivo mayor, con lo que el peso también aumenta. Para que os hagais una idea, hay objetivos básicos para cámaras reflex, que suelen pesar cuatro veces más que el peso total de una cámara compacta.

El zoom Óptico en términos algo más profesionales suele representarse en el objetivo con medidas en milímietros. Por ejemplo, un objetivo 18-55 mm sería un zoom Óptico de 3,1x Esta operación es tan sencilla como dividir el último número entre el primero, asi pues 55/18=3,1 nos indica el zoom Óptico en la nomenclatura que todos estamos acostumbrados a ver.

También debeis tener en cuenta si estais interesados en adquirir una cámara de largo alcance, el que esta disponga de un buen estabilizador de imagen o al menos tener a mano un trípode en el que poder apoyar la cámara. Ya que cuanto mayor zoom usemos para sacar una foto, más fija y menos movimientos debe tener la cámara para que la foto salga correctamente.

7. ¿Manual o Automático?

Son los dos modos que suelen traer las cámaras digitales convencionales. Un modo manual para que el usuario pueda experimentar a sus anchas con los balances y demás opciones de la cámara. Y un modo automático en el que la cámara suele elegir las mejores opciones para cada momento.

Generalmente en cámaras compactas para aficionados, el modo manual no suele estar disponible, además de ser algo complicado de manejar en buena medida, por gente que simplemente quieren realizar de vez en cuando alguna fotografía. Además de que el modo automático suele funcionar bastante bien.

8. La óptica.

Este es un aspecto bastante importante, ya que cada fabricante incorpora un tipo de óptica a su cámara y esta suele ser responsable en mayor medida de la calidad de la fotografía. A mayor calidad en la óptica, mayor calidad en la foto.

Por ejemplo, Sony en sus cámaras utiliza la óptica Carl Zeiss. Luego esta óptica tendrá varias revisiones y estará mejorada en versiones de mayores prestaciones, pero claro, el precio también aumentará.

Ahora mismo en el mercado, las mejores ópticas en términos generales suelen ser las de: Canon, Nikon, Sony y Olympus. Hay mucha más, pero estas son una parte muy representativa de la fotografía en general, pero sin hacer ningún tipo de menosprecios a cámaras como Kodak, Pentax, Fuji… etc.

Actualmente las ópticas más nuevas incorporan sensores de reconocimiento facial, en la mayoría de los casos puede llegar a reconocer al menos tres rostros y en las más avanzadas incluso más de 10, lo cual mejora obstensiblemente las fotos. También como comentaba antes, suelen incorporar estabilizadores de movimiento, para corregir el movimiento del pulso de cada uno al realizar la toma.

Tampoco quiero meterme a fondo en este tema, pues es bastante complejo y se me escapa de las manos. Además de no ser fundamental para las cámaras que estamos comentando.

9. El macro.

Este aspecto en cámaras para aficionados no suele variar en exceso. Todas suelen tener un macro y un super macro más que suficiente. El macro para que todos nos entendamos, es la distancia a la cual podemos sacar un objeto lo más cerca posible sin que la imagen aparezca difuminada. En este tipo de cámaras se puede llegar a estar entorno a 10 o 20 cms para arriba.

10. ¿Qué es el ISO?

Este es un aspecto que quizás se tiene más en cuenta en los semi-profesionales o profesionales de la fotografía, pero voy a comentarlo brevemente.

Generalmente las cámaras compactas más económicas suelen usar un ISO 100 ó 200 con un ruido aceptable. El rudio es un efecto comparable al grano en una fotografía analógica o fotoquímica, que hace que pierda nitidez la captura. Por su parte el ISO indica por así decirlo, la sensibilidad de una cámara para tomar fotos con más o menos luz. Así un ISO de 100 que suele ser el más conocido, tiene mayores necesidades de luminosidad que por ejemplo un ISO 400. En el tipo de cámaras que estoy comentando, a partir de un ISO 800 ya empezaremos a notar bastante ruido. En cámaras más profesionales podemos llegar a ISO 3200 e ISO 6400 con un nivel de ruido muy reducido, incluso ISO superiores en las gamas más altas.

Este apartado ya es demasiado específico y para el tipo de cámaras que estamos hablando, no creo que sea un factor relevante, ya que la mayoría de estas cámaras tendrán unos ISO muy similares.

Algunos ejemplos de cámaras compactas:

Canon Ixus 75 (una compacta ligera)

Fujifilm Finepix s6500fd (compacta pesada)

Para que os hagais una idea, el peso de la primera cámara suele estar alrededor de 180 gramos, mientras que del segundo modelo suele estar entorno a 600 gramos.

Canon EOS-1D Mark III. Ejemplo de una cámara reflex profesional. Cuesta alrededor de los 4.000 €.

Por lo demás, he intenado ir de menos a más, hablando sobre los temas más conocidos y debatidos por la mayoría de los usuarios, a aspectos que son algo más desconocidos o al menos creo que hay mayor desinformación.

No he entrado en más detalles (hay muchísimos más), pero creo que para elegir una cámara de “hogar” o para aficionados, esta información es más que suficiente y fácil de entender, y así no liar a la mayoría de las personas que no quieren complicarse la vida a la hora de comprarse una cámara digital.

Finalmente en esta página http://www.quesabesde.com/camaras-digitales/camaras.html podrás encontrar el modelo de cámara que se adapte a tus necesidades.

Espero haberos ayudado en vuestra elección.

Written by Vicente Alfonso